viernes, 3 de mayo de 2013

Jardines de Kensington de Rodrigo Fresán

“Si tuviera algún sentido darte un consejo … te diría que leyeras mucho durante tu niñez. Es entonces cuando las ficciones nos sirven para aprender a luchar contra el olvido, para fijar nuestras realidades y, sí, disimularlas y volverlas mejores de lo que en realidad son. De este modo, cuando hayamos crecido, no recordaremos nuestra vida sino las vidas de los libros que leímos entonces … nuestra biografía acaba teniendo tantas cabezas como libros hemos leído, porque leyendo hemos leído tantas vidas … Bienaventurados aquellos que han leído mucho durante su infancia porque de ellos, tal vez, jamás será el reino de los cielos; pero sí podrán acceder al reino de los cielos de los otros, y allí aprender las muchas maneras de salir del propio infierno gracias a las estrategias no ficticias de personajes de ficción“.     


No hay comentarios:

Publicar un comentario