viernes, 13 de septiembre de 2013

High Fidelity de Nick Hornby




Mi fragmento favorito: "Women get it wrong when they complain about media images of women. Men understand that no teveryone has Bardot´s breasts, or Jamie Lee Curtis´s neck, or Felicity Kendall´s bottom, and we don´t mind at all. Obviously we´d take Kim Bassinger over Hattie Jackes, just as women would take Keanu Reeves over Bernard Manning, but it´s not the body that´s important, it´s the level of abasement". 

"Las mujeres se equivocan cuando se quejan de la imagen de la mujer en los medios. Los hombres entienden que no todas tienen los pechos de Bardot, o el cuello de Jamie Lee Curtis, o el trasero de Felicity Kendall, y no nos importa para nada. Obviamente, tomaríamos a Kim Bassinger antes que Hattie Jackes, de la misma forma que las mujeres se quedarían con Keanu Rives antes de quedarse con Bernard Manning, pero no es el cuerpo lo que importa, es el grado de humillación". 

Eso es lo que tiene Hornby, va viniendo, y está diciendo algo y de pronto, de golpes inesperados. Es lo que me pareció brillante de su prosa. Ahora, no está entre mis libros favoritos por varias razones. El tema de leer un libro después de ver la película es que es difícil sacar las imágenes de la cabeza. Me pasó con High Fidelity que no podía dejar de imaginar a Rob como John Cusak, a quien amo cosa que no es un problema, pero si me hubiera gustado formarme una imagen del personaje sin tener el fantasma de la película. Porque la película me gustó, y me sigue gustando, aunque creo que toda la experiencia High Fidelity hubiese sido mejor de haber leído el libro primero.

Una de las cosas que no me gustaron de la película fue el hecho de que el ancla de Nick Hornby en el libro son los Top 5, comenzando por las Top 5 rupturas amorosas de su vida, de las que trata de excluir a su actual pareja, Laura. En el libro hace mucho más uso de este recurso, lo que me encanta, y me divierte mucho. Sobre todo cuando lo hace junto a los personajes secundarios, Barry y Dick. Otra cosa es que en la película Barry es Jack Black, quien hace el trabajo de forma magistral y es imposible no imaginar a Barry con la energía de ese actor, a quien también amo. Creo que ese es mi personaje favorito y debo decir, yo quiero ser amiga de Barry. Me odiaría a muerte, insultaría mis gustos musicales y seríamos íntimos de por vida.

En general el libro es sencillo. Nick Hornby tiene una prosa directa, un humor muy peculiar, pero sobre todo es la honestidad con la que se aproxima a sus relaciones, al amor, a la vida y sobre todo a la muerte. Creo que la parte que más me afectó fue cuanod se puso a reflexionar sobre la muerte, a hablar sobre los discos que le gustaría que sonaran en su funeral, cosa que he pensado, sobre todo desde que un amigo me dijo que me iba a enterrar con, No soy una señora de Melissa, les ruego por favor no dejar que pase tal cosa.

Hay algo de toda la historia que no me cuadra y no sé qué es. Eso debo decirlo. No sé qué pasa. No sé dónde está el problema con este libro que no lo amo desenfrenadamente. Por un lado me gusta, por otro, no sé. No termino de conectarme. Me recuerda a El amor dura tres años de Beigbeder. No lo puedo definir. Quizás tenga que ver con la falta de fuerza que hay entre Rob y Laura, es que pareciera que el viaje del personaje no se completa, como que cuando por fin evoluciona retrocede un paso y eso me generó algo de malestar. Tal vez sea eso.

Sin embargo disfruté mucho la lectura y lo recomiendo. El viaje musical es maravilloso. Y sí, yo conozco intensos musicales así. De esos que o aman este libro, como el Educador Musical que me obligó a ver la película en un  primer momento, que la odian y me imagino que quiere quemar a Cusak y a Hornby.

Tal vez el problema es que comienza diciéndonos que la música POP le ha afectado y no termina de verse ese efecto en él. Pareciera más un desgano con la vida que un efecto con la música, como cuando dice que siente que llegó a la adolescencia, estableción límites y se quedó allí. En todo caso, al final de la película suena, I believe when I fall in love the Stevie Wonder, no entendí muy bien esa elección. Pero el mensaje es claro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario