lunes, 14 de julio de 2014

Día 11 - Un libro para reír




Este libro lo encontré en la librería de El Banco del Libro una tarde rumiando. Comenzaba a interesare la literatura infantil y juvenil y como forma parte de la colección roja de Alfaguara me lo llevé. Como diría un gran amigo, Iwasaki es un diablo suelto. Creo que pocas veces me he visto así, tan de frente e inesperadamente con un autor tan inteligente. El libro es una especie de contraposición al texto medieval español: El libro del buen amor. Reconozco que hasta la obra de Iwasaki no lo conocía, -aún no lo he leído- un texto que es una supuesta autobiografía de Juan Ruiz, a través de sus amores. 

Iwasaki cita al libro del Buen Amor cada vez que narra las aventuras amorosas de su protagonista, el que va en busca de un amor, fracasando estrepitosamente en episodios, que se pueden leer como cuentos breves, en los que trata de hacer cualquier cosa para complacer a su amada. Las cosas que le pasan al pobre son geniales, y uno no puede sino sentir la más enorme simpatía por este personaje cuyas dolorosas desventuras llevan como bandera el pertenecer al maravilloso mundo de una pareja. 

Si algo admiro en autor, ese esa tarea tan compleja, de representar temas tan profundos a través el humor. Siempre recomiendo este libro para adolescentes, porque creo que es una manera fantástica de acercarse a la literatura, y también de verse reflejados. Después de todo, en la adolescencia uno sufre de amor y se busca a sí mismo en los demás. Justamente los temas centrales del libro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario