miércoles, 2 de julio de 2014

Día 2 - Un libro para hacer una película



Dicen que el libro ganador del Premio Planeta generalmente es un libro: para regalarle a una cuñada. En realidad nunca me ha gustado estigmatizar los libros. Además, no le regalaría a una cuñada un libro que no leería yo. Pero hay gente que le encanta sentarse en una silla de superioridad en torno a los libros y estigmatizarlos. No digo que estos premios no estén cargados de cosas con las que a lo mejor uno no esté de acuerdo. He escuchado horrores de premios literarios. He concursado mil veces, no he ganado ninguno. Más de una vez alguien me ha dicho que lo merecía, en comparación con las ganadores, otras veces hubo que reconocer que realmente no. Pero la vida es así. Con el tiempo aprendí a no tomarlos tan en serio, ni de una forma, ni de otra. En todo caso me han servido para terminar el trabajo porque cierran un día determinado y eso hace que uno se apura.

Toda esta introducción para el libro de hoy, que es un Premio Planeta: 

El Imperio Soy Yo, de Javier Moro. 

El libro me lo regaló mi esposo el día de la madre. Ya es casi tradición que llegue con libros el día de la madre. Uno de parte de él, uno de parte de mis hijos. Mi esposo sufre comprándome libros porque sabe lo delicado que es mi ejercicio de lectura. Y si no te gusta. Y si ya lo tienes. Y si no sirve. Y si ya lo leíste. Entonces hace algo que me encanta, va a casa de un librero, me describe y siempre llega contando: yo le dije cómo eres tú, lo que lees y las cosas que te gustan y me dio esto. Ya de por sí ese gesto me fascina y sea cual sea el libro lo disfruto. Aunque debo confesar que cuándo vi este levanté las cejas, sufriendo un poco del síndrome de lo que mencionaba arriba. 

Después comencé a leerlo y me quedé pegada. Es la historia de Pedro I de Brasil. Desde que llega de de Portugal y trata de hacer de Brasil un imperio. No es sólo la parte política, sino también sus relaciones familiares y amorosas. Resulta muy interesante ver cómo logra consolidad su poder y expandirlo, a costa de qué y cuáles son sus objetivos. Mientras tanto tratando de mantener una relación amorosa con dos mujeres. Una mujer que amó, otra que respetó y hasta qué punto logró hacerlo un hombre cuyo ego lo superó, cuya ambición era tan grande. Uno se pregunta si estos personajes tendrán que ser así para poder superarse a sí mismos y lograr objetivos tan grandes. 

Creo que este tipo de historias, y la forma como la cuenta Javier Moro son maravillosas para la gran pantalla. Me encantan las películas de época que van sobre algo de historia. Sobre Europa hemos visto mucho, pero sobre América poco. Creo que todavía se nos hace difícil imaginar lo que América significó para los grandes imperios Europeos y lo que hicieron algunos miembros de la realeza por establecer en este continente una continuación o un brazo de sus dinastías. Además, Moro describe tan bien el paisaje Brasileño, la forma como los barcos se paraban en la bahía y el contraste del mar y las montañas, que puedo imaginarme unos cuadros fotográficos hermosos del Brasil que imagino y he visto en fotos. 

A quienes no conocen este libros los invito a leerlo. Javier Moro es un autor de mucho éxito, sus libros sobre la india no los he leído, aunque debo confesar que me llaman menos la atención que este tema. Sin embargo El Sari Rojo sé que tuvo mucho éxito. Este superó mis expectativas, me pareció bien documentado y entretenido. Creo que sería ideal para una adaptación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario