viernes, 11 de julio de 2014

Día 9 - El mejor libro de tu autor favorito



Hay un tema con el amor por los libros, es que a diferencia de otros amores se basa en la infidelidad. Claro, que no es imposible, ni deleznable, que alguien declare a un autor como su favorito. A mí, me cuesta demasiado. No sé por qué. Tal vez porque siento que estoy dejando a algunos fuera, tal vez porque esas clasificaciones me parecen injustas. ¿Puedo decir que un autor de quien sólo me he leído una obra y un montón de artículos es mi favorito? Tal vez, ¿pero cómo sé que no voy a aborrecer los demás libros que ha escrito? Entonces para declarar a mi favorito ¿tendría que pensar en ese cuyos libros me devoro apenas salen al mercado? No sé. No tengo ese tipo de relación con los libros. Generalmente hago una lista, voy metiendo coleados, algunos esperan en las estanterías, cuando siento que es el momento preciso los leo. ¿Qué pasa con aquellos libros de un mismo autor que amas, pero que aún sientes que ese solo libro de otro autor es superior a todos los demás? No es fácil. 

Generalmente frente a estas preguntas: tu libro favorito, tu autor favorito (tu vino favorito, tu café favorito) siempre contesto: el que me estoy leyendo. 

Ahora. Seamos serios. Se trata de ver qué autores llevamos cerca y escoger uno. A la mente me viene por supuesto Haruki Murakami, de sus libros hay dos que me dejan pensando cuál escogería, si Tokio Blues o El elefante desaparece. Creo que me decanto por el segundo. Es que a excepción de Cortázar me ha sucedido pocas veces en el vida que un libro de relatos me atrape como si fuese una novela de suspenso, de esas que te dejan en plan "no puedo dormir esta noche sin ver cómo se resuelve esto". Pensaría en Antonio Muñóz Molina, pero por un tema de la dificultad de conseguir sus obras lo que tengo bajo el bolsillo es Plenilunio, la cual me dio demasiado miedo y su columna y página web las que leo todo el tiempo. 

Finalmente entre tantos autores, por los que pasan desde Yasunari Kawabata hasta Mario Vargas Llosa, pasando por Anaïs Nin, quien es sin duda una de mis autoras favorita, me voy a ir por Mark Twain. 

Son varios factores. No sólo porque descubrir Huckelberry Finn fue maravilloso, sino porque el libro que voy a escoger para hoy, Letters from the Earth, (Cartas desde la tierra) fue un regalo de una persona que quiero muchísimo. Ese libros son las cartas del arcángel Satán a los arcángeles Gabriel y Miguel. Son unas cartas que con el estilo que caracteriza a Twain, cargado de sarcasmo e ironía, reflejan el estado moral del hombre. Además de unos textos, en los que habla sobre la superioridad de la anaconda sobre el hombre, estas publicaciones fueron muy controvertibles, por su crítica a la religión, a la cristiandad en particular. Junto con los Diarios de Adán y Eva son de mis obras favoritas de Mark Twain con quien siento una gran afinidad en cuanto a su visión de un mundo retorcido y de una humanidad hipócrita y de moral quebrada. 

Además Mark Twain, quien quizás es poco conocido fuera de las listas escolares americanas fue un autor que revolucionó la literatura. Sus trabajos son clásicos, porque mucho de lo que plantean sigue vigente. No es fácil conseguir copias de esta obra, pero si lo hacen no dejen de aprovechar la oportunidad, en español se titula Los escritos irreverentes y creo que La Casa del Libro de España los tiene. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario