sábado, 30 de agosto de 2014

El hombre que amaba los perros

El hombre que amaba los perros, de Leonardo Padura 



Trata sobre el asesinato de Trotsky, contado desde tres líneas narrativas. La de Trotsky, la de su asesino Ramón Mercader y la de un narrador que forma la voz principal que une las historias desde Cuba. Está brillantemente narrado. La prosa de Leonardo Padura es impecable. Es un libro que a pesar de su dimensión fluye, y que mantiene enganchado a la lector. A veces resulta imposible dejar de leerlo, y tiene esa carga de suspenso psicológico, porque uno conoce los sucesos, pero está metido en la mente de quienes los vivieron. Pero lo que es más, está siendo narrado porque quienes sufrieron sus consecuencias. Las consecuencias de ese régimen que exportó la mentira, la manipulación y el resentimiento.

Creo que una de las cosas más duras de este libro es el tema del miedo. Pocos escritores se han planteado así hablar de el miedo como una emoción que mueve la historia. Aplaudo a Leonardo Padura por ello. Es de esas cosas que se discuten poco. El miedo, no sólo tiene que ver con el miedo a perder la vida, la integridad física, la propiedad, es el miedo a vivir, a las pequeñas cosas y sobre todo el miedo a aspirar. Eso es lo más grave y creo que aquí hay un tema de discusión para la Venezuela de hoy.

Es un libro que se debería leer en quinto año de bachillerato.


Este libro llegó a mí a través de la recomendación de un amigo. Es un libro largo, de unas ochocientas páginas, así que tuve que buscar el momento para leerlo. Debo confesar que no conozco mucho sobre la historia del comunismo ruso, porque lo que este libro para mi fue un despertar. Es más fue un plomazo en el ala. Confieso que me resultó muy duro de leer, considerando el estado de Venezuela, y ciertas similitudes. Es imposible no hacer una comparación.


La edición de Tus Quets es muy buena. Tengo muchas ganas de leer más de este autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario